Su navegador no soporta JavaScript. Por favor, actualice a la última versión.

lopdportlet

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Aquí.
Aceptar
FAQs
small-image

Ahorrar en la compra de libros de texto

Proponemos algunos trucos para ahorrar en la compra de los libros de texto.

10/07/2018

Noticias

Refugiado Iraní gana un premio por un libro escrito por WhatsApp

Leemos
27-02-2019

Su nombre es Behrouz Boochani. Se trata de un periodista kurdo que, a través de WhatsApp, cuenta la dura realidad de su vida tras ser reclutado en un campo de detención en Papúa Nueva Guinea durante cinco años.

A través de un mensaje de texto, ha sido capaz de plasmar su historia, gracias a la cual ha conseguido ganar el Premio Victorian de Literatura. El libro se llama No friend But the Mountains (Sin más amigos que las montañas), en donde se puede encontrar una clara denuncia de la sociedad. Está compuesto por los mensajes que el periodista kurdo ha ido enviado durante estos cinco años, en donde habla de las condiciones en las que vive en el campo de detención, así como de las instalaciones en las que se encuentra y la forma en la que le tratan.

El  temor a que lo que escribía fuese confiscado le llevó a enviar periódicamente sus pensamientos y vivencias a través de la red. El libro fue escrito en su lengua materna, el farsi, y posteriormente enviado a un traductor australiano capitulo a capitulo.

Con este libro, el periodista esperaba que su relato sirviera para dar visibilidad a la extrema situación en la que viven miles de personas en los campos de detención.

Este premio no ha dejado indiferente a los australianos, ya que únicamente se puede entregar a residentes permanentes o ciudadanos del país, por lo que este ha sido un caso excepcional que ha traído consigo su correspondiente polémica.

                                                                                                                             Fuente: La Nación.


Visor de contenido web